sábado, 1 de diciembre de 2012

¡Pero no vivos!

En España, el paro juvenil es el más alto de Europa y la juventud se ve obligada a emigrar, pero dice Marina del Corral, secretaria general de Inmigración y Emigración, que lo hace porque tiene espíritu aventurero.

También hay muchas familias en situación de pobreza, que malviven con la renta básica de ciudadanía (los famosos 400 euros), pero dice Pilar Sol Cortés, parlamentaria del PP en la comisión de Política Social, que es porque se la gastan en televisores de plasma.

En las comunidades gobernadas por el PP se cierran las casas de acogida, pero dice Leandro Esteban, portavoz del Gobierno regional de Castilla-La Mancha, que se mantendrá y mejorará la atención a las mujeres.

Copago por recetas y ambulancias, fin de las ayudas a la dependencia, inmigrantes sin atención sanitaria... pero dice Ana Mato, Ministra de ¿Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad? que el Sistema Nacional de Salud es actualmente "más universal que nunca".

Los bancos desahucian implacablemente a la gente que no puede pagar las hipotecas, pero no pasa nada porque con el dinero que aportamos para su rescate, siguen impulsando iniciativas sociales que ayudan a millones de personas que viven situaciones de extrema dificultad en nuestro país. Siguen poniendo el alma.

Las pensiones no se revalorizan, incumpliendo la ley, pero dice la vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que eso no perjudica a los más vulnerables y nos pide solidaridad.

Autos de Fe en Mallorca, Adolfo Arranz.
Podría seguir buscando hechos y peros, pero ya me cansé, no vaya a ser que tenga que acabar dando las gracias.

Estoy segura de que esta gente tiene como asesor a uno de mis profesores de Historia (de los malos, que buenos también los hubo) que un día, para defender la actuación de la Inquisición, exclamó, mirándonos por encima del hombro, como si fuéramos idiotas: los quemaban, ¡pero no vivos!

1 comentario:

Marcela dijo...

Si ya lo dijo la Fabra: "Que se jodan" y es que este partido las suelta de a kilo con una tranquilidad pasmosa, es lo que tenemos y así nos va.