viernes, 13 de julio de 2012

De libro

Recortes, humillaciones, pulsos a los sectores más organizados de la clase obrera, medidas demagógicas para colar de rondón otras que lesionan los principios más elementales de toda democracia.
Y de mar de fondo, el malestar, el clamor contra la clase política que también tiene lo suyo... El gobierno que nos jode, la oposición que no está a la altura...
Pero eso no es la política y os lo dice una descreída. La política es noble, es servicio público, es representar los intereses de quienes te votan. Es la res pública.
Si ahora eso no se entiende así, es responsabilidad de quienes gobiernan, pero también de los partidos que pisan la cabeza de las personas válidas, consolidando el clientelismo y la burocracia. Otro tanto, de la prensa cómplice y empresarial. Y más...


Ojo, que si no hay regeneración y esto sigue así, vendrá el fascismo, es de libro.

1 comentario:

Mármara dijo...

Totalmente de acuerdo. Ya está pasando en Francia y en Grecia, donde la extrema derecha ha ganado millones de votantes.
A mí, este momento, me empieza a recordar al 34.