lunes, 28 de noviembre de 2011

Deberíais esforzaros un poco más...

El pasado 25 de noviembre, con ocasión del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, se realizaron numerosas concentraciones contra la violencia de género. También Internet fue un clamor: los mensajes de concienciación, apoyo a las víctimas y condena a los maltratadores inundaron los blogs y las redes sociales.

¡Espera, espera un momento! No, no fue exactamente así.
Se realizaron numerosas concentraciones donde la inmensa mayoría eran mujeres, las blogueras escribieron muchas entradas, las twitteras llenaron sus timelines con mensajes referidos al #25N... pero se echó mucho de menos a los varones en las concentraciones, los escritos de los blogueros, los mensajes de los twitteros... Fueron contadas las excepciones que ese día dedicaron cinco minutos a reclamar el fin de esta lacra machista.

¿Por qué esta falta de apoyo, de empatía, de solidaridad? ¿Es que creéis que el problema no va con vosotros? Pues amiguinos... supongo que sabréis de donde parte.

Siento mucho que al igual que utilizáis las redes sociales para hacer campaña electoral, para denunciar otro tipo de injusticias, para hacer activismo en torno a diferentes causas... no os hayáis sumado ese día. Eso demuestra lo que os interesa el tema. Y si es que os interesa, deberíais esforzaros un poco más. O mejor dicho, ¡mucho más, muchísimo más!

viernes, 25 de noviembre de 2011

Manifiesto contra la violencia de género

Hoy, día 25 de noviembre, las mujeres que constituimos el grupo Blogueras.as nos manifestamos en contra de la violencia machista, una vez más, en el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres.

Queremos recordar, en primer lugar, a Inés Álvarez Suárez, asesinada por su marido a los 64 años, el pasado mes de junio en Mieres; y a Amaranta Cueva González, asesinada por su novio a los 29 años, el pasado mes de octubre en Avilés. Transmitimos todo nuestro apoyo a sus familias y a sus amistades.
Queremos recordar a todas aquellas mujeres asesinadas por sus maridos, sus novios, sus exparejas; asesinadas por el hecho de ser mujeres, asesinadas por la expresión más extrema y más brutal del patriarcado, asesinadas por reclamar su autonomía.
Queremos recordar, también, a todas aquellas mujeres que sufren maltrato, físico, psicológico, del tipo que sea, que denuncien, que no están solas, que acudan a los recursos que la sociedad les ofrece, que se apoyen en sus familiares, en sus amigas, en las asociaciones de mujeres.
Queremos decir a nuestras jóvenes que sean dueñas de sus vidas y de sus sentimientos, que no se dejen controlar, que sean ellas mismas.

Reclamamos de la sociedad que se involucre en decir no a la violencia machista, que sienta empatía respecto a las víctimas, que eduque en igualdad y que reclame educación en igualdad.
Reclamamos de las autoridades que no escatimen en recursos para combatir la violencia de género; que estos recursos resulten confortables para las mujeres que se acercan a ellos; que la coeducación sea un principio rector de nuestro sistema educativo; que la cooperación al desarrollo esté regada de acciones violetas.

Mientras una mujer sufra maltrato por el hecho de serlo, aquí y en cualquier parte del mundo, las feministas tendremos en nuestra agenda estas exigencias, porque la violencia de género es la expresión más brutal del patriarcado, porque, como dice la filósofa feminista Amelia Valcárcel, "el machismo mata, empobrece y atonta".